TERAPIA CON

Parejas

Las parejas pueden superar el estancamiento y las crisis. Por medio de reflexiones guiadas, trabajo, determinación y compromiso, pueden crear relaciones más duraderas y satisfactorias.

¿Qué lleva las parejas a terapia?

En la vida de todas las parejas hay etapas en las que el conflicto y la distancia se convierten en parte de la rutina. Esto hace que la vida en pareja se vuelva árida y poco satisfactoria. En ocasiones llegan al punto en que la convivencia se torna intolerable y hasta dolorosa. En esos momento, la terapia en pareja es un recurso muy valioso.

Las parejas que están separadas o divorciadas muchas veces se ven motivadas a asistir a sesiones conjuntas en beneficio de sus hijos. Las consulta en pareja las ayuda a relacionarse de manera más productiva y menos contenciosa. El resultado beneficia no solo a los hijos sino también a ellos mismos.

¿Qué se necesita para asistir a terapia en pareja?

La terapia con parejas en Bethesda Family Therapy requiere que cada individuo esté motivado a ver el papel que ha jugado en la creación y mantenimiento de los problemas.

La terapia en pareja es un proceso por medio del cuál las personas superan la tendencia a buscar culpables, a acusarse y a defenderse. En este espacio, ambos miembros de la pareja son invitados a verse a sí mismos y a asumir la responsabilidad que les corresponde.

Las parejas que, de manera seria buscan una relación más madura,  participan en las sesiones durante varios meses, generalmente con una frecuencia quincenal. Los resultados no son inmediatos, y es importante saber que en ocasiones las sesiones son duras e incómodas. Sin embargo, en la medida en la que fluyen las conversaciones difíciles y penosas que no se han podido dar en el pasado, se crean las condiciones para una nueva etapa en la relación. A partir de ese momento es posible establecer un contacto más profundo y contemplar la posibilidad de un mejor futuro juntos.

Resultados de la terapia

Cuando las parejas son capaces de establecer una interacción menos tensa, están en una mejor posición para tomar decisiones acerca de las condiciones y el futuro de su relación. Cuando las decisiones vitales se fundamentan en elementos bien pensados, se benefician no solo cada individuo, sino la pareja en sí y también toda la familia.

Las parejas que han participado en Bethesda Family Therapy reportan que han descubierto aspectos nuevos en sí mismos y en el otro, y que han logrado encontrar una manera de convivir y colaborar basada en el respeto, la coherencia, el apoyo muto y el gozo. Muchos describen que han avanzado hacia la construcción de una relación más cercana, madura y gratificante.